lunes, 24 de octubre de 2016

Pizza a la cerveza


"Barman" nos quiere dejar mirando.

¡Hoy ha sido un buen día!
Al arrancar por la mañana, vimos nada más subir las persianas que nos iba a acompañar un bonito día soleado. Puede parecer algo sin importancia pero sin embargo, es algo de agradecer cuando hemos pasado toda la semana con nubes, fresco, llovizna, niebla mañanera, algún trueno o lluvia en condiciones.
Estaba decidido... ibamos a coger los 4 nuestras bicis (Alvaro la suya con ruedines y Mateo la de sin pedales) y nos íbamos a ir de paseo. Los planes cambiaron un poco al llegar al taller del lolo para darle aire a las bicis grandes y ver el carrito-bici. Los peques ya no querían seguir en sus bicis, querían subir en el carrito. Dicho y hecho. Papá se lo ha enganchado a su bici y nos hemos ido de paseo igualmente.
Poco más tarde tocaba comer potaje en casa de los abuelos... ¡que bien cocina esta receta la abuela... nos encanta!
En la sobremesa, Paco y yo hemos retomado la serie Crónicas Vampíricas, que fácilmente hacía unos 3 años que no veíamos. Y por la tarde Álvaro, papá y yo hemos ido a la Casa de Cultura (mientras Mateo se quedaba con los abuelos) para ver el musical La Cenicienta. Que bonito y entretenido ha estado. Hemos salido de allí con muy buen sabor de boca. Para Álvaro era su primer musical. Sin duda repetiremos porque lo ha disfrutado mucho.
¿Cómo hemos terminado este bonito dia y fin de semana? Pues con una pizza casera para cenar, que ya tocaba pues hacía varios meses que no comíamos ninguna. Además, creo que la de esta noche va a pasar a ser una de nuestras pizzas favoritas puesto que la masa queda muy crujiente por fuera y al mismo tiempo blandita por dentro... y es muuuuuuuy fácil de elaborar. Hasta Álvaro (que es más bien cero pizzero) se ha tomado una pequeña porción pidiéndome que no tarde mucho en volver a hacer otra igual, pero sin pimiento ni cebolla en su trocito.


Ingredientes:
Para preparar la masa:
  • 225 gr de harina de fuerza
  • 125 ml de cerveza
  • 1 pellizco de sal
  • 1 cucharada de AOVE
  • 15 gr de levadura fresca
  • Harina de maiz para estirar la masa
Para decorar la masa:
  • Cebolla
  • Pimiento verde
  • Unas cucharadas de tomate triturado
  • Unas lonchas de york
  • Pollo troceado
  • Queso rallado
  • Especias

Elaboración:
  1. Ponemos en el vaso de la thermomix la harina, la cerveza, la sal, el aceite y la levadura. Programamos unos segundos a velocidad 3. A continuación, programamos unos 2 minutos a velocidad espiga.
  2. Precalentamos el horno a 200 ºC.
  3. Nos mojamos un poco las manos con unas gotas de aceite y sacamos la masa del vaso. Ponemos harina de maíz en la encimera, colocamos la masa ahí y con la ayuda de un rodillo la vamos estirando y dando forma (en esta ocasión, redondeada pues nuestro molde perforado para pizza -tamaño mediano- tiene esta forma).
  4. Ponemos en el molde otro poquito de harina de maíz para que no se nos pegue la pizza y colocamos sobre la masa todos los ingredientes que nos apetezcan. En esta ocasión he puesto tomate, cebolla, pimiento verde, york, pollo y queso.
  5. Espolvoremos con hierbas provenzales u orégano.
  6. Horneamos unos 20-25 minutos a temperatura entre 200-180 ºC o hasta que veamos los bordes de la masa bien doraditos y el queso fundido.


India también quiere cenar pizza.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada