martes, 7 de julio de 2015

Ensaladilla de marisco

Tupper listo para llevar a la oficina.


Menuda ola de calor tenemos de pleno estos días en casi toda la península. Y según los meteorólogos va para largo la cosa.
Pues bien, ¿qué mejor para comer en días así que una ensaladilla de marisco bien fresquita?
Esta tarde compré los ingredientes que me faltaban en casa y, después de cenar, la he preparado en un momento para tener listo el tupper para la oficina a primera hora de la mañana. Porque esta comida está muuuuuucho más rica si se prepara de un día para otro. Tenerlo en cuenta siempre pues realmente está más sabrosa, con los sabores más acentuados, si transcurren 24h desde su preparación hasta su consumo.
Vamos a ello...


Ingredientes:
  • Media lechuga romana.
  • Entre 15-20 langostinos cocidos.
  • Un puñado de maíz dulce congelado.
  • 4 bocas de mar.
  • 2 huevos cocidos.
  • 4-6 cucharadas soperas de mahonesa (a mi me gusta mucho usar la marca Ligeresa).
  • Aceitunas rellenas.
  • Colines o regañás para acompañar.


Elaboración:
  1. Cortamos la lechuga muy finita (en juliana) y reservamos en un bol.
  2. Cortamos los huevos duros en trozos muy menudos. Añadimos al bol.
  3. Pelamos los langostinos y los troceamos en trozos pequeños. Añadimos al bol.
  4. Cortamos las bocas a rebanadas pequeñas. Añadimos al bol.
  5. Echamos el puñado de maíz en el bol.
  6. Añadimos 4-5 cucharadas de mahonesa y vamos removiendo bien y despacio todos los ingredientes. Si nos gusta que quede más compacto, añadimos alguna cucharada más. Si nos gusta con la lechuga más suelta no añadiremos más.
Guardamos en un tupper para conservar bien hasta el día siguiente dentro del frigo y decoramos con unas aceitunas rellenas.
A la hora de comer acompañaremos con unos colines o regañás.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada